Stop loss: qué es, cómo funciona, ejemplos, ventajas e inconvenientes

Finanzas, Interés general, Noticias -

Stop loss: qué es, cómo funciona, ejemplos, ventajas e inconvenientes
0 votos

La regla de oro del mundo bursatil es mantener el riesgo siempre bajo control. Para ello, es importante que el inversor determine hasta qué punto está dispuesto a perder antes de la compra de acciones. De esta manera se controlan y limitan las perdidas. Si se determina adecuadamente una operación y además añades el dato de cuánto es lo máximo que estás dispuesto a perder, automáticamente tendrás definido el tamaño máximo de tu posición.

Ahora bien, para asegurar esta posición en el mundo bursátil los inversores disponen de una herramienta denominada Stop Loss con la que logran aminorar el impacto y magnitud de las pérdidas. En tal sentido, a través del presente artículo el lector encontrará todo lo que requiere conocer de esta herramienta, sus ventajas e inconvenientes.

Qué es el Stop Loss

Se da este nombre (Stop Loss) a la instrucción enviada al broker para “detener las pérdidas” en caso de que las cosas no salgan tal como se esperaba. Cuando el precio de un activo toca el “stop” se ejecuta automáticamente una orden de signo contrario a la original que nos permite cerrar nuestra posición.

Cabe destacar que se trata de una herramienta fundamental para operar acciones, ya que nos posibilita controlar el riesgo que asumimos al realizar una operación y, por consiguiente, limitar las pérdidas que estamos dispuestos a asumir.

El Stop Loss funciona tanto para operaciones de compra como para venta corta. En este último caso el Stop Loss se fijará por encima del precio de venta corta, ya que ganamos si el precio del activo baja.

Cómo funciona el Stop Loss

Una orden stop loss es una orden establecida a un precio diferente al actual y que será ejecutada sólo si el mercado alcanza dicho precio o lo supera:

  • Una orden stop de compra se sitúa a un precio superior al precio actual de merado y se ejecutará si el mercado sube a este precio o a un precio superior. Una orden stop de compra actúa como stop loss cuándo la posición que tenemos abierta en el mercado es de venta.
  • Una orden stop de venta se sitúa a un precio inferior del mercado y se ejecutará si el mercado baja hasta este precio o a un precio inferior. Una orden stop de venta actúa como stop loss cuándo nuestra posición en el mercado es de compra.

Ejemplo: un inversionista compró 1000 acciones a un precio de $2.200 cada una y con el objetivo de evitar futuras perdidas, colocó un stop loss a $1.700. Lo cual indica que si se presenta una caída en el precio de la acción, esta se vendería cuando se alcance el nivel indicado por el inversionista ($1.700), evitando de esta manera una pérdida mayor si el precio continúa bajando.

Es importante tener en cuenta que el stop loss no evitará que se pierda dinero ante la caída del precio de su inversión, lo único que ocurre es que se limita la pérdida. Cada persona decide cuál es el nivel de pérdidas que está dispuesto a soportar a nivel financiero.

Cuántos tipos de Stop Loss existen: características

En la actualidad en la mayoría de los brokers la orden stop loss ya viene incorporada de serie para poder ser lanzada con facilidad. Pero cuando nos disponemos a hacerlo observaremos que nos dejan escoger entre dos tipos de stop loss: el stop a mercado y el stop limitado. Para entender mejor ambos conceptos, a continuación abordaremos sus características y formas de manejo.

Stop a mercado

Es muy sencillo dado que sólo debemos indicar el precio al que queremos que se active el stop. Una vez el valor de referencia alcanza la cotización marcada una orden de venta por el número de acciones deseado se dispara a mercado. Esto significa que se venderá todo el paquete al precio que esté la cotización en ese momento independientemente del precio que haya alcanzado. Normalmente cuando las caídas son rápidas el precio de venta suele ser inferior al precio del stop.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Por lo general se suele interpretar que el disparo de una orden de stop desencadena la venta del total de las acciones pero esto no tiene por qué ser así. Es más: pueden colocarse stops encadenados y parciales. Un primer stop loss que vende pongamos 2/3 de las acciones y un segundo stop loss más abajo que venda el tercio restante.

Esto suele hacerse cuando se ha subido mucho la cotización respecto a nuestra compra y queremos asegurar beneficios pero tampoco queremos perder por completo nuestra posición. Entonces el segundo stop loss -en caso de ser colocado- lo ubicaremos por debajo del primero y cuando se vendan los 2/3 iniciales estaremos en beneficios pero aún con acciones y con la posibilidad quizá de ganar aún más si la bajada solo fue un susto momentáneo. Conviene tener en cuenta el mayor costo que ello acarrea en comisiones.

Stop limitado

En este caso hay que especificar un valor más, ya que que lo que se dispara no es una venta a mercado sino una venta limitada. Así pues, no sólo colocamos el precio de activación de la orden stop loss sino que también tendremos que colocar el precio límite. La orden se ejecuta de la siguiente manera: primero si el precio es igual o menor al precio de disparo se lanza la orden limitada de venta. Hasta ahí es lo mismo que en el stop a mercado a excepción de esa peculiaridad.

La diferencia estriba en lo que un stop loss a mercado una vez desencadenado empieza a vender al precio que sea a mercado y no se detiene hasta que vende todas las acciones que se le indicaron. Por el contrario el stop limitado una vez disparado solo venderá siempre y cuando el precio no sea inferior al valor límite que fijamos.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si de frenar pérdidas se trata normalmente ese precio límite estará por debajo del precio de disparo. La utilidad de hacerlo así es la de evitar que vendamos excesivamente a precios bajos en una caída muy brusca de la cotización.

Ventajas y desventajas del Stop Loss