¿Cuáles son los tipos de ordenes bursátiles para invertir en la Bolsa de México?

Noticias -

¿Cuáles son los tipos de ordenes bursátiles para invertir en la Bolsa de México?
0 votos

Cuando se habla de tipos de órdenes bursátiles casi siempre se piensa en comprar o vender, sin embargo, las órdenes bursátiles van un poco más allá que solo realizar una operación de compra y/o venta.

También son órdenes bursátiles el reembolso de participaciones, la suscripción de valores que se lanzan al mercado, o la operación que se realiza sobre otros instrumentos financieros, como son la adquisición de futuros, opciones o contratos por diferencia.

Una definición muy global de lo que es una orden bursátil es que representa un mandato o una instrucción, mediante la cual el inversor traslada a su intermediario su deseo de comprar o vender ciertos activos bursátiles.

Existen diferentes tipos de órdenes bursátiles como pueden ser futuros, opciones CFD, entre otras. Se puede decir, de manera general, que una orden bursátil es una instrucción que el inversor da a su intermediario con el objeto de que se lleve a cabo una operación de compra o de venta de instrumentos financieros, tales como acciones, bonos, obligaciones, etcétera.

Existen diferentes tipos de órdenes bursátiles, y diferentes canales, para hacer llegar la orden bursátil al intermediario, por lo que es muy importante conocerlas y saber para que son utilizadas, ya que el rendimiento de la inversión depende en gran medida de la correcta aplicación de una orden bursátil.

Los diferentes tipos de órdenes bursátiles pueden estar sujetas a ciertas condiciones de ejecución, y están pensadas para su uso por grandes inversores y no por minoristas. Estas condiciones pueden ser el volumen mínimo que es la cantidad mínima que esa orden debe de operar, de no cumplirse la orden se rechaza.

Todo o nada, la orden bursátil se ejecuta completamente o es rechazada; ejecutar o anular en esta condición la orden se ejecuta automáticamente y en caso de no existir contrapartida la parte no ejecutada es eliminada del sistema. Estas son condiciones de ejecución inmediata, por lo que se pueden introducir al mercado en momentos de subasta o de mercado abierto.

Otras condiciones son la de volumen oculto, en las órdenes bursátiles es posible añadir esta condición, en la cual solo se muestra al mercado una parte de lo que se desea negociar, conforme esa parte es operada se va presentando otras parcialidades de la orden, en paquetes del mismo volumen.

Tipos de ordenes bursátiles

Existen diferentes tipos de órdenes bursátiles para operar en el mercado bursátil mexicano. A continuación, se listan y se da una explicación de la forma de operar de cada una de ellas.

Órdenes de Mercado

Una orden de mercado es aquella mediante la cual se giran instrucciones para realizar una operación de compra o venta de forma inmediata, al valor en que se encuentre el activo en ese momento.

Una orden de mercado no especifica ningún límite de precio, por lo que el intermediario financiero debe de negociar el mejor precio que su contraparte ofrezca al momento de ejecutar la operación. Este tipo de órdenes pueden girarse tanto en tiempo de subasta como de mercado abierto.

El riesgo que corre el inversor al girar una orden de mercado es que no tiene control sobre el precio de ejecución, si la orden no puede ejecutarse de forma completa, el remanente debe de irse ejecutando a los actuales del mercado hasta que se concluya con lo especificado en la orden.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Por lo general las órdenes de mercado se ejecutan de inmediato, aunque sea en partes, en cuyo caso, cada operación parcial es una transacción completa, lo que hace que el costo para el inversor se incremente, ya que cada operación puede llevar una comisión por costo fijo y no en porcentaje de la operación.

Otra característica de las órdenes de mercado es que no se cancelan de forma automática y son muy utilizadas cuando el inversor tiene más interés en la operación, vender o adquirir un activo bursátil, que en el precio del activo.

Órdenes Limitadas

En las órdenes bursátiles limitadas el inversor establece un valor mínimo para la venta y un valor máximo para la compra de los activos bursátiles objeto de la orden. Si se trata de una compra, la operación se lleva a cabo si el precio es igual o menor al fijado, y si se trata de una venta la operación se realiza si el precio es igual o mayor al especificado en la orden.

Las órdenes limitadas pueden introducirse en el mercado en períodos de subasta y de mercado abierto.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Las órdenes limitadas abiertas se ejecutan de forma inmediata total o parcialmente, dependiendo de si encuentra su contrapartida en el precio adecuado. Si la orden se ejecuta parcialmente y el resto no se puede operar, entonces se registra el remanente en el libro de órdenes pendientes, en espera de que se dé la contrapartida adecuada a la orden, lo que permite que no se vean afectadas con el bear market y el bull market.

Este tipo de orden se utiliza cuando el inversor quiere asegurar el precio sin importarle la rapidez con la que pueda efectuarse la operación.

Hay que tomar en cuenta que las órdenes limitadas pueden ejecutarse total o parcialmente, también este tipo de órdenes pueden cancelarse automáticamente si supera el límite máximo (si es compra) o mínimo (si se trata de una venta) de rango de fluctuación fijado para ese valor.

Órdenes por lo mejor

Este tipo de órdenes bursátiles son puestas en el mercado sin un precio, el intermediario debe de negociar la contrapartida para obtener el mejor precio posible en el momento en que son introducidas.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Las órdenes por lo mejor pueden entrar al mercado ya sea en un período de subasta o de mercado abierto.

Si al mejor precio conseguido no existe un volumen suficiente para cubrir la orden, la parte no atendida queda fijada al precio establecido en la primera operación, es decir, no se podrá cruzar a un pecio menos favorable.

Este tipo de órdenes bursátiles son utilizadas por los inversores que quieren asegurar una ejecución de inmediato pero que desean tener cierto control sobre el precio. El objetivo de estas órdenes bursátiles es que no arrastren la operación a otros precios, cuando ésta es parcial.