Cómo evitar el sobreendeudamiento: trucos y consejos

Noticias -

Cómo evitar el sobreendeudamiento: trucos y consejos
0 votos

Que un deudor no pueda evitar el sobreendeudamiento es algo común, basta que no pague en unos meses la cuota mínima que exigen sus créditos para que la cantidad a pagar suba lo suficiente como para superar los ingresos del deudor.

Actualmente casi todos tenemos acceso a un crédito, el sistema financiero está lo suficientemente maduro tanto en procesos como en tecnología, lo que le permite ofrecer un crédito a casi cualquier persona que pueda demostrar ingresos regulares.

¿Qué es el sobreendeudamiento?

Se dice que un deudor se encuentra en situación de sobreendeudamiento cuando adquiere más compromisos financieros de los que puede pagar en base a sus ingresos, patrimonio y gastos fijos (pago de renta, servicios, colegiatura, impuestos, etc.).

Entre las principales causas por las que una persona no puede evitar el sobreendeudamiento están el desempleo, el fallecimiento de un familiar que aportaba al ingreso del hogar, una enfermedad del deudor o de un familiar directo, del cual el deudor tenga que afrontar los gastos médicos, el aumento de gastos en el hogar y la principal, las compras compulsivas y la utilización irresponsable de las tarjetas de crédito.

Los peligros del sobreendeudamiento.

Los bancos tienen precalificados a sus clientes para ser sujetos de crédito, ya que al contar con su historial crediticio con el uso de sus cuentas bancarias, cuentas de nómina, tarjetas de débito y crédito, conocen su capacidad financiera, por lo que envían a sus clientes invitaciones para adquirir un crédito preaprobado.

Así a las personas les es fácil contratar un crédito hipotecario, un crédito para automóvil, una tarjeta de crédito y un crédito personal.

El pagar la nómina a través de una tarjeta de débito es algo que ha ayudado mucho a esta situación, pues la entidad financiera (Banco, Caja de Ahorro, etc.) que lleva el servicio de nómina conoce los ingresos del trabajador, así como su antigüedad en el trabajo.

El pago de los servicios a través de transferencias electrónicas también permiten que el banco sepa cuáles son los ingresos de un trabajador independiente y la regularidad con la que los recibe.

Sin embargo, al recibir invitaciones para obtener créditos tan fácilmente, facilita que las personas caigan en una situación en la que el pago mensual que piden los créditos, sobrepase la capacidad de pago del deudor, por lo que no puede evitar el sobreendeudamiento.

Al no poder evitar el sobreendeudamiento, muchas personas pueden llegar a perder sus casas, sus coches, incluso llegan a ser embargados, por las deudas que contraen y que no pueden pagar, por endeudarse más de la cuenta.

¿Cómo evitar el sobreendeudamiento?

Aquí presentamos algunos trucos y consejos para evitar el sobreendeudamiento.

Conocer tu capacidad de pago.

La capacidad de pago de una persona es el dinero que queda de sus ingresos después de descontar los pagos fijos: Renta, servicios, colegiaturas, comida etc. Por lo general se estima que una persona debe de destinar no más del 30% de sus ingresos al pago de deudas contraídas por créditos, tarjeta de crédito, créditos personales, crédito automotriz, etc. Una vez que el pago de los compromisos crediticios adquiridos supere ese monto, entonces la persona no puede evitar el sobreendeudamiento.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Para evitar el sobreendeudamiento es necesario que además de los pagos fijos que una persona tiene, tome en cuenta los gastos imprevistos que llegan a surgir y que pueden hacer que no pague sus compromisos financieros a tiempo, por lo que siempre se debe de dejar, por lo menos, un 10% de sus ingresos como ahorro, que le permitan hacer frente a los imprevistos sin necesidad de tener que hacer uso de un crédito para esos pagos, o tener que disponer del dinero destinado al pago de los préstamos.

Adquirir a crédito sólo si es realmente necesario.

Antes de solicitar un crédito es importante saber cuál va a ser el destino del dinero solicitado y no pedir un préstamo solo porque lo están ofreciendo y antes de realizar una compra con una tarjeta de crédito se deba de estar seguros de que lo que se va a adquirir es algo que realmente se necesita y no se está haciendo una compra solo porque está de oferta.

Una de las principales causas de no poder evitar el sobreendeudamiento es el uso de la tarjeta de crédito para pagar cosas que deben de solventarse con los ingresos, como comida, vestido diversión; o realizar compras de  meses sin intereses, ya que al abusar de este tipo de promociones no se hace más que aumentar el pago de crédito, lo que puede llevar a superar la capacidad de pago del individuo y no poder evitar el sobreendeudamiento.

Antes de contratar un crédito se debe de verificar las deudas actuales.

Es muy importante no adquirir nuevas responsabilidades financieras si se siente agobio por realizar el pago de los créditos actuales. Si una persona ya está atrasada en los pagos de algún crédito no se debe de contratar otro, ya que esto solo aumentará la cantidad a pagar cada mes, lo que originará que no pueda evitar el sobreendeudamiento en el corto plazo.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

No contratar un préstamo para pagar otro.

Nunca se debe de solicitar un crédito cuyo destino sea pagar otro. Uno de los errores más comunes que comenten las personas que no pueden evitar el sobreendeudamiento es el de solicitar un préstamo para pagar sus tarjetas de crédito. Esto puede ser una buena solución si se consigue un préstamo con una tasa de interés más baja que el de la tarjeta de crédito y además, las tarjetas son canceladas para que no puedan usarse; sin embargo, esto último rara vez se hace y el deudor al tener de nuevo el crédito de su tarjeta disponible, empieza a disponer de éste lo que le llevará a tener dos deudas en lugar de una.

El consejo en este caso es que si se contrata un crédito para liquidar otro, se debe de asegurar que el nuevo crédito tiene mayores ventajas que el anterior, un nuevo plazo, una tasa de interés más baja, pagos menores. Si se consigue un crédito con mayores ventas es recomendable tomarlo para liquidar el anterior siempre y cuando éste sea cancelado, ya sea que se trate de una tarjeta de crédito o de una línea de crédito, debe de cancelarse para no usarla posteriormente y así evitar el sobreendeudamiento.

Analiza las condiciones de un crédito antes de contratarlo.

Muchos créditos ofrecen condiciones atractivas para su pago como son pagos semanales de bajo monto, una tasa de interés baja, meses sin intereses, etcétera. Es necesario tener en cuenta que la institución financiera obtiene sus utilidades del préstamo por lo que unas acondiciones atractivas pueden no serlo tanto y a la larga no se podrá evitar el sobreendeudamiento.

Antes de contratar es necesario conocer el CAT (Costo Anual Total) del crédito que te ofrecen, ya que el CAT muestra cuál es el costo real anual de un crédito. No todo el costo del crédito se ve reflejado en la tasa de interés anual, hay que agregar el pago de comisiones, los seguros, etc. El CAT indica cuánto es el interés real que se va a pagar por ese crédito.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Los comentarios están cerrados.